DO Jumilla, historia de una gran denominación

Lo primero que haremos, será situar Bodegas Bleda para posteriormente tratar la DO Jumilla. Bodegas Bleda se encuentra dentro de la D.O.P. Jumilla. Y bien, ¿qué es la DO Jumilla?

Debemos saber el significado preciso de Denominación de Origen Protegida. Para ello tomamos la definición que nos ofrece El Reglamento (CE) 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, que establece la definición de Denominación de Origen Protegida. Así, en dicho Reglamento se define una DOP como:

“Un nombre que identifica un producto:

  • Originario de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país,
  • Cuya calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, y
  • Cuyas fases de producción tengan lugar en su totalidad en la zona geográfica definida.”

La Denominación de Origen Jumilla está situada en el Sureste español, siendo una zona caracterizada por amplios valles y planicies, marcados por montañas. Es una zona de transición entre el Litoral levantino del Mediterráneo y la meseta castellano-manchega. Alberga la producción en dos amplias zonas: el municipio de Jumilla, situado en la provincia de Murcia, en el que se encuentra la sede del Consejo Regulador y los municipios de Montealegre del Castillo, Fuenteálamo, Ontur, Hellín, Albatana y Tobarra, situados en la provincia de Albacete. La zona de producción de la DO Jumilla comprende territorios de notable altitud, extendiéndose las plantaciones de viñedo desde los 320 a los 900 metros sobre el nivel del mar, con un relieve constituido por serranías no muy elevadas.

La Denominación de Origen Protegida Jumilla, posee unas 25.000 hectáreas de viñedo, de las cuales el 40% se encuentran situadas en el municipio de Jumilla, agrupando a casi 2.000 viticultores. Posee más de 40 bodegas inscritas; de éstas alrededor del 80% comercializan vino embotellado, encontrándose el 70% de estas bodegas en el municipio de Jumilla.

La DO Jumilla posee una tradición vinícola importante desde siglos pasados. Ya desde la romanización hispánica, la vid era cultivada en este territorio. En Jumilla se han encontrado los restos de vitis vinífera más antiguos de Europa (año 3.000 a.C.), así como utensilios y restos arqueológicos, como los pendientes de oro íbero con forma de racimo de uva que están fechados en el siglo IV a.C. Estos y otros hallazgos, han llevado a los expertos a cifrar en más de 5.000 años la antigüedad de la tradición vitivinícola de esta comarca que forma la DO Jumilla.

A principios del siglo XX, en 1910, se creó la Estación Enológica, con el objetivo de asesorar en las técnicas de cultivo del viñedo, en la elaboración de vinos y realizar investigaciones para la mejora de las vides. A día de hoy es el  Laboratorio Regional Agrario y Bodega Experimental, que colabora con el Consejo Regulador.

Con el paso del tiempo, fueron aumentando los esfuerzos para mejorar la calidad de los vinos, efectuándose estudios e inversiones. A mediados del siglo pasado estos esfuerzos se vieron recompensados, obteniendo así el reconocimiento por parte del Ministerio de Agricultura como Denominación de Origen. Jumilla se ha convertido en una de las Denominaciones de Origen más antiguas de España, con regulación desde 1966.

La DO Jumilla cuenta con el Consejo Regulador, que desempeña las funciones de la defensa de la Denominación de Origen, hace que se cumpla su Pliego de Condiciones, así como fomentar y controlar los vinos amparados por la DOP Jumilla.